TRATAMIENTO MÉDICO FUNCIONAL INTEGRATIVO

Actualizado: 8 jun





La Medicina Funcional-Integrativa es una ciencia moderna dedicada a prevenir y revertir enfermedades. Tiene en cuenta la integración de cuerpo, mente y espíritu, representa el nuevo paradigma en el tratamiento de enfermedades crónicas. Es además una medicina predictiva, es decir que podemos detectar y resolver ciertos factores que posteriormente pueden desarrollar diversas patologías.


Se trabaja profundamente a través de un proceso en que los consultantes son participantes activos en la construcción del estado de salud. En este proceso es necesario entender cuáles son las causas de la enfermedad para poder restaurar la función, en lugar del simple alivio de los síntomas. que nos permitan dilucidar el mecanismo de la enfermedad crónica.

Por este motivo no se realiza un tratamiento único sino un proceso, que incluye diferentes opciones según las necesidades individuales de cada persona. Se trabaja en la motivación y el compromiso de quien busca una solución para sus trastornos, con especial énfasis en la importancia de los cambios de estilos de vida.

La medicina integrativa es el camino del futuro, no sólo porque es la clase de medicina que la mayoría de los pacientes reclaman, sino también la que desean ejercer cada vez más médicos.


El tratamiento Médico Funcional Integrativo con la Dra. Varela implica:


1 - Medicina centrada en el paciente y no en la enfermedad, considerando al individuo como una interacción dinámica cuerpo, mente y espíritu para un completo abordaje. Se realiza una extensa anamnesis para comprender al paciente en su totalidad, lo que resulta indispensable para poder establecer la terapéutica apropiada. Se recurre a la combinación de terapias. Se considera que la capacidad del cuerpo para curarse por sí mismo debe ser estimulada, algo que puede hacerse a través de la homeopatía, la dieta o las técnicas de relajación. Siempre que sea posible, se prefieren las intervenciones con menos efectos secundarios y menos invasivas, pero también se reconoce la utilidad de recurrir a los medicamentos convencionales o la cirugía cuando resulta conveniente. En la medicina integrativa se pueden combinar, por ejemplo, la terapia con células madre con homeopatía y plantas medicinales.

2- Estudios complementarios de laboratorio, mucho más extensos que los llamados “estudios de rutina” y otros estudios más sofisticados en algunos casos (de microbiota, de sensibilidad alimentaria, de polimorfismos genéticos, mineralograma y metales tóxicos en cabello, ácidos orgánicos microbianos, perfil de carbohidratos urinarios y otros). Esto permite llegar a una individualidad bioquímica y sutil para dirigir la terapéutica hacia las causas profundas de la enfermedad.

3- Medicina de estilo y calidad de vida

Promoción de hábitos para mejorar calidad de vida, incrementar vitalidad y energía, prevenir enfermedades crónicas no transmisibles, frenar el envejecimiento y daño celular, lograr una longevidad saludable-



1 visualización0 comentarios
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube